protección de datos usando mailchimp

Protección de datos usando Mailchimp + GUIA

Uno de los sistemas más utilizados para la creación de newsletters y soluciones de marketing digital es Mailchimp. Sin embargo, ¿cumple Mailchimp con la ley de protección de datos? Con la obligada aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), son muchas las preguntas que nos pueden surgir en relación al marketing digital y al buzoneo online.

Tener las herramientas adecuadas es muy importante, y por suerte Mailchimp cumple con la ley de protección de datos, dando facilidades a sus usuarios para que cumplan con los requisitos del RGPD.

Pero empecemos por el principio.

¿Qué es Mailchimp?

Mailchimp es una de las herramientas más famosas para realizar ‘email marketing’. Gracias a Mailchimp, fácilmente se pueden crear formularios de alta en tu web, gestionar listas de correo, personalizar mensajes, enviar campañas de marketing o viralizar contenido, entre otras muchas funciones.

Y, ¿por qué nos interesa utilizar Mailchimp? Porque es una herramienta muy efectiva para vender por Internet y obtener suscriptores, además de ser muy sencilla e intuitiva para trabajar. Gracias a Mailchimp, podemos hacernos con una base de datos con potenciales clientes a los que enviar nuestro contenido publicitario

Mailchimp y la ley de protección de datos

Sin embargo, almacenar los datos de contacto de esos potenciales clientes podría traernos problemas si no se hace de acuerdo con el RGPD. ¿Nos ayuda Mailchimp a cumplir con la ley de protección de datos? La respuesta es sí, pero con reservas.

Para cumplir con el RGPD, Mailchimp pone a disposición de los usuarios formularios de suscripción aptos para el RGPD y una opción de doble consentimiento para recopilar contactos. Sin embargo, es trabajo de cada usuario asegurarse de que en la redacción del formulario se reflejan con exactitud las actividades de marketing que va a llevar a cabo y de incluir el uso de Mailchimp en la Política de Privacidad de la web. A continuación daremos las pautas básicas para asegurar que usamos Mailchimp de acuerdo a la Ley de Protección de Datos.

Guía: Mailchimp y el RGPD

  1. Obtén el consentimiento de los usuarios. Los formularios de suscripción de Mailchimp específicos para el RGPD tienen opciones específicas para cumplir con la normativa europea. Úsalos para asegurarte de que tienes el consentimiento de acuerdo con la ley.
  2. Activa la doble confirmación. Este paso adicional permite verificar cada dirección de correo y hacerte con una base de datos segura.
  3. Exporta tus contactos. Mailchimp guarda la fecha, hora y dirección IP en la que ser rellenó el formulario.
  4. Haz una captura de pantalla de tu formulario de contacto. Esto te ayudará a demostrar que has descrito con exactitud para qué se han recogido los datos.
  5. Puedes hacer que tus suscriptores tengan que marcar obligatoriamente una casilla para que al menos te concedan un permiso de marketing a la hora de suscribirse.
  6. También es posible que importes a Mailchimp contactos que ya te hayan dado su consentimiento fuera de este servicio.
  7. Recuerda que es muy importante que incluyas que usas Mailchimp en la Política de Privacidad de tu web, así como especificar en tu declaración de cookies aquellas que usan tus servicios de Mailchimp.

PUEDE QUE TE INTERESEN TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Deja un comentario

SOLICITE SU PRESUPUESTO

100% PERSONALIZADO