bases de datos de emails

¿Cómo funcionan las bases de datos de emails?

Son una de las herramientas más poderosas para el marketing digital: las bases de datos de emails. Su funcionamiento es sencillo: disponemos de una lista de contacto con potenciales clientes a los que poder mandarles ofertas de nuestros productos.

Lo más difícil de este proceso es la creación de esas bases de datos de emails. Una vez la tenemos, solo tenemos que trabajar un poco con ella para para tener una buena arma para captar clientes.

Funcionamiento

Lo habitual es que utilicemos una aplicación que nos facilite la gestión de nuestras bases de datos de emails, como Mailchimp o Mailjet, o bien herramientas más profesionales como Active Campaign. Estas herramientas tienen muchas ventajas, ya que no solo nos ayudan a crear los correos y a enviarlos, sino que nos permiten segmentar las bases de datos de emails.

A continuación veremos la importancia de la segmentación, una cuestión clave para nuestras campañas.

Segmentar bases de datos de emails

Cuando enviamos un correo de marketing, nuestro objetivo siempre es que cliente o pontencial cliente a quien se lo enviamos contrate nuestro servicio. Para ello, es muy importante tener nuestras bases de datos de emails segmentadas, de modo que la oferta sea lo más personalizada posible.

Por ejemplo, si tenemos una tienda de ropa, querremos enviar publicidad de la ropa masculina a los hombres, y las novedades en ropa femenina a las mujeres. Incluso nos puede interesar enviar un email con las ofertas en ropa infantil a las personas con hijos o a aquellas que ya han hecho una compra en ropa infantil. Podemos tener también colecciones de ropa segmentadas por edad que también nos interese

De este modo, ofrecemos a nuestros clientes o potenciales clientes una oferta que le interesa y que no considerará intrusiva. El objetivo es que nuestros correos sean de utilidad al cliente, ya que eso repercutirá en nuestras ventas.

¿Puedo comprar bases de datos de emails?

Crear bases de datos de emails es una tarea complicada y larga en el tiempo, ya que tenemos que ofrecer a nuestros usuarios los suficientes incentivos como para que accedan a cedernos sus datos. Por esto, mucha gente contempla la posibilidad de comprar bases de datos con gran cantidad de entradas para ahorrarse ese paso.

Sin embargo, este método no es aconsejable. En primer lugar, según la nueva normativa de protección de datos, necesitamos tener el consentimiento de los  usuarios para poder enviarles comunicaciones comerciales.

Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que el impacto reputacional de nuestra marca podría verse mermado. ¿De verdad queremos que personas que no han tenido contacto con nosotros reciban emails que van a percibir como intrusivos? Eso puede generar una imagen negativa que puede repercutir en las ventas.

Por ello, es mejor proponer incentivos para que los usuarios nos cedan sus datos, como un descuento en la primera compra, acceso a contenido restringido, suscripción a newsletters, regalos o incluso sorteos.

De este modo, los usuarios se verán recompensados y cuando reciban nuestros correos comerciales los percibirán como algo deseado.

PUEDE QUE TE INTERESEN TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Deja un comentario

SOLICITE SU PRESUPUESTO

100% PERSONALIZADO